Y EN LAS ESTACIONES UN GRAFITTI DICE: “HAY UN FUSILADO QUE VIVE”

Y EN LAS ESTACIONES UN GRAFITTI DICE: “HAY UN FUSILADO QUE VIVE”

Esta frase sencilla y contundente inició la que aún hoy es la investigación de mayor jerarquía periodística de la historia argentina. Aquellos jóvenes que una tarde de fines de 1956 charlaban en su mesa del club de ajedrez platense, estaban marcando el umbral de un futuro perverso. Quizá el fusilado no era Álvarez Jonte, ni Roberto Payró, Rufino de Elizalde, Ignacio Correas, Arana, Vieytes o Bartolomé Bavio; tal vez no fuesen Verónica, Las Pipinas ni Las Tahonas. Tampoco debe haber sido un Monte Veloz.
Sin embargo, los ajedrecistas podrían haber utilizado las mismas palabras para referirse a ellos, porque estos once pueblos son la fiel muestra de que hay un fusilado que vive… y vive en el orgullo de pertenecer a su tierra, a pesar de los disparos del destino. Para contar las historias olvidadas por el Ferrocarril del Sud nació este documental: “Soy por el tren (o no soy)”. Autores: Fernanda García Germanier, Carlos Alfredo Vázquez, Daniela Escribano

+ info: http://soyporeltrenonosoy.blogspot.com

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.